27 de julio de 2014

El cambalache.

Hay margen para más recortes.
Hay que ser un canalla de tomo y lomo como para entristecerse porque el paro baje, aunque solo una persona encuentre trabajo, pero también hay que ser muy tonto, o estar desinformado, o tener mala intención, o todo junto porque en esto de las virtudes los hay con estilo, como para creerse las cifras del BObierno.
Y es que no hace mucho, hace un mes exactamente, se celebraba que el paro bajaba en 122.684 personas, mientras que la Seguridad Social apenas ganaba 56.622 afiliados en junio. ¿Sólo yo veo que las cifras no cuadran?. Al final resultó que le paro, desestacionalizado, sí que bajo ¡Pero sólo en 9.000 personas!

Lo que sucede es que algunos confunden el culo con las Témporas, y sus ambiciones personales con las necesidades de los ciudadanos, que somos los que les pagamos el sueldo, y no es lo mismo dejar de estar inscrito en el SEPE que el haber encontrado un trabajo. Y ya ni hablamos de los que se marchan de España por pura supervivencia, física y psicológica, que es una forma de hacer que el paro baje aunque quizás no sea la mejor ni la más deseable. Aunque como lo que le importa al BObierno es publicar cifras bonitas sin que la realidad se las estropee, no le quita el sueño delirante de la recuperación económica el hecho triste y trágico de la emigración, y así mientras mantiene de manera obtusa un sistema quebrado, insostenible e injusto que fuerza a muchos a marcharse, juega al cambalache con unos datos que posiblemente, sólo posiblemente, no se los cree ni Montoro.

Ahora en la EPA del 2º trimestre del 2014 nos dicen que el paro es del 24,47%, un 1,45% menor que en el 1er. trimestre y un 1,58% inferior en tasa anual. Parece que todo es correcto, es bueno que los parados encuentren trabajo. ¿Pero son ciertas las cifras?

Corría el año 2005 cuando bajo la batuta dislocada de Zapatero, quien por el momento tiene el honor de ser el peor presidente de la historia de España, se cambió la base metodológica para el cálculo de la EPA. De golpe y plumazo el paro se redujo un 2%, del 10,5% al 8,5%. España entraba así, según palabras del famoso contador de nubes, en la Champions League de la economía a golpe de cocina fina estadística ¿Se acuerdan? Fue cuando empezamos a oír a hablar de los "parados desencantados", lo que en neo lengua socialista significa "parados hasta el gorro y más allá de andar peregrinando por el SEPE". El SEPE (Servicio de Empleo Público Estatal) es el nombre en neo lengua para el antiguo INEM (Instituto Nacional de Empleo). ¿Y cuántos parados se quedan fuera de las cifras oficiales tras aplicar la nueva receta de 'Haute Cuisine' estadística? Pues para que se hagan una idea ahora estaríamos cerca del 27% de paro real.

Eso sí, todo lo anterior no quita que el paro haya bajado, ni que me alegre por los afortunados, ni que vayamos a ver un descenso del paro hasta el 20% con cierta facilidad. Al fin y al cabo una vez llegados al fondo todo es para arriba.

Pero ¿Realmente está España en la senda de la recuperación? ¿Hemos hecho los deberes de las reformas o seguimos en el ciclo sin fin de las crisis socialdemócratas? Veamos unos pocos datos.

- 2.300 empresas públicas. Apenas se han cerrado unas pocas.
- 8.117 municipios. Tantos como Alemania sólo que España tiene la mitad de la población.
- Más coches oficiales que EE.UU. (Canarias tiene tantos coches oficiales como EE.UU.).
- 10.000 aforados. Algunos países apenas tienen uno o dos, o ninguno.
- 300 embajadas regionales.
- 3.943 millones de euros en subvenciones, sólo hasta julio. 




- La renta disponible de las familias se hunde a un ritmo del 10,8% anual.

- La tasa de ahorro de las familias sigue cayendo (ver gráfico).




- Las exportaciones han caído, sólo en abril un 3,7%, mientras que las importaciones han crecido.
- El consumo de energía eléctrica en junio aumentó un 0%.
- El consumo de cemento cayó hasta mayo otro 4,3%.
- El Índice de Producción Industrial bajó en mayo un 0,7%.
- La deuda pública sigue creciendo. Supone ya el 132,1% del PIB según el BdE. En 2013 el BObierno de España, excluyendo el rescate financiero, recaudó por impuestos 386.250 millones de euros y gastó 454.005 millones de euros ¡67.755 millones de déficit!
- El PIB está manipulado. Y más que va a estar al introducir los lumbreras del BObierno, esos faros de occidente, cifras de la prostitución y del narcotráfico, que como todo el mundo sabe son públicas y de fácil cálculo. En realidad se estima que el PIB de España, en base a la contracción de las bases fiscales, es un 25-30% inferior al oficial.
- España tiene el esfuerzo fiscal más alto de la eurozona. Un español trabaja de media 184 días al año (de enero a julio) para el Estado.

Y esto es solo una muestra, por no marearles con muchas cifras, de la urdimbre de este tejido que todavía, apenas, podemos seguir llamando Estado español (la expresión aquí sí está bien utilizada, no se me vayan a poner estupendos).

Cuando la esencia de este sistema sigue sin reformarse es de un optimismo tan delirante como canalla el afirmar que se están poniendo las bases para la recuperación o que ya estamos saliendo de la crisis. Tan delirante como los que proponen que la solución a semejante monstruosidad de Estado es... ¡Más Estado!.

Aquí el único bienestar es el del Estado y el de los golfos apandadores que, afianzados en este Despotismo Desilustrado Democrático, poderoso y planificador 'ad nauseam', siguen de juerga a nuestra costa. Casta vieja, casta nueva, y aspirantes a casta siguen en el mismo cambalache sin fin en el que los principios y las ideas nunca son un problema, porque o no se tienen o se cambian al gusto. Todo por el poder, nada por las personas. Callen y paguen.